Contexto del diagnóstico del PRCC 2018-2019

El crecimiento de las ciudades es uno de los procesos más desafiantes que se plantea en el ámbito de la planificación urbana, desafío que se agudiza al contrastar la naturaleza regulatoria del os instrumentos de panificación con que se enfrenta fenómenos de naturaleza multidimensional, compleja y dinámica como son aquellos relacionados con la ciudad. Así lo refleja la Política Nacional de Desarrollo Urbano, mediante la cual la autoridad hace eco del desequilibrio entre fenómenos urbanos y las normas e instrumentos de regulación, identificando una serie ajustes necesarios que con los que se busca reestablecer capacidades adecuadas de los instrumentos, pero que aún se encuentra en el largo proceso de su implementación.
Nuestra ciudad, en su condición de capital regional, provincial y metropolitana se ve enfrentada a plantear respuestas concretas a su problemática de crecimiento. Los modelos de desarrollo implementados hasta hoy están siendo cuestionados ante los efectos que han tenido sobre la calidad de vida de los habitantes, cuestionamiento que nos obliga a reconsiderar los énfasis e intenciones que nuestro modelo de ciudad debe contener para dar pasos seguros hacia la concreción de un proyecto de ciudad compartido.
Con esta reflexión en mente, se propone orientar el presente proceso de diagnóstico del plan regulador, con el objetivo de identificar ajustes normativos que sienten las bases para la construcción de un proyecto de ciudad compartido. Para esto, se ha dado inicio a un diagnostico participativo, con el fin de integrar diversos puntos de vista y argumentos a la discusión respecto del modelo de desarrollo urbano de la ciudad.


Temas de análisis
  1. Alturas de edificación
  2. Densidad residencial
  3. Regulaciones en base a incentivos